Si, su Señoría

La gente que encontramos en PEI (Prince Edward Island) en casa de nuestro anfitrion Andy fue realmente muy especial. En la foto de abajo pueden ver al dueño del hostal, en el medio de la mesa, a la derecha, con su pelo blanco y camisa de flores. Al lado y lado de él estan Mr John, un abogado y su señora..

PEI Mate 088

En el frente esta Linetko, una niña japonesa que le ayuda a Andy en sus cosas. Y al otro lado, estan Bob, un farmaceuta y su señora. Al fondo está el cronista de hoy y Mate no aparece por estar tomando fotos !!

El trato que recibimos de estas tres parejas fue excepcional. Todos muy queridos, cultos, cariñosos y mamagallistas. Las dos parejas externas van a muy menudo al hostal de Andy y por ello tienen un trato muy familiar con el dueño. Se conocen muy bien… Por ello saben que el viejo no se incomoda para nada y por el contrario, hasta le gusta, cuando ellos de “toman” el hostal y organizan tertulias y comilonas para quienes esten presentes. Ese dia, al desayuno, conversamos muy sabroso, por lo cual sentíamos que “nos cogió lo tarde” y nos daba pereza arrancar. Decidimos turistiar un poco en PEI. Pues resulta que en nuestro dia de descanso nos convidaron a cenar con ellos, en cuanto vieron que nos quedabamos. Cada uno prepara algo de su propio recetario y se arma un foforro muy simpatico.

Mate y yo salimos ese dia a pasear por la isla, con un sol que parecia caribeño, al punto de que no nos dejo usar las chaquetas de moto del calor tan fuerte. Mientras tanto, pensábamos como diablos contribuíamos al festejo comunal. La solucion mas facil estaba a la mano: un par de botellas de vino. Pero en la tarde encontramos casualmente la fabrica del salmon ahumado y les llevamos las entradas tambien.

Desde las 5:00 PM empezamos la tertulia con unos wiskachos. Historias de Canadá, saltando a preguntas sobre Colombia. El abogado John es juez de Nova Scotia, próximo a retirarse y con un sentido del humor muy fino, siempre respaldado por su amigo el farmaceuta. Andy tenìa historias largas de PEI, de como dividieron la isla en “lotes” para darsela a los incipiente burguesía inglesa, irlandesa y escocesa, que ne algunos casos inmigraba primero a USA y despues se los llevaban para alla, de su tia política, que fue la primera gobernadora elegida por votación popular…. Pero facilmente saltaba a hablarnos de la naturaleza, del mar y/o de esos pajaros azules que indicaban que al dia siguiente era probable una lluvia… El juez y el boticario tenian sus historias cruzadas, mucho interes en Colombia, analiisis de estrellas, estación satelital Sputnik, politicas y sistemas de salud en Canadá… Para la comida nos habían traido vino argentino (lo mas próximo que encontraron a nuestra tierra) y entre chiste y chanza teniamos como 5 botellas de vino….
La sobremesa fue de película. Llegaron dos niñas alemanas, nuevos huéspedes del Hostal y recibieron postre y vinos que les permitieron unirse facilmente a la conversa…

Con ellas surgió el tema de la velocidad libre en las carreteras alemanas, en comparación con las restrictas carreteras canadienses… Eso decía el juez, ufanándose de haber estado allá en un carrito pequeño y compacto de alquiler a 150 km/hr…
“Pero eso no es nada”, le dice Mateo… “Yo aca mismo en las carrteras de Cape Breton he conseguido llegar a 170 km/hr !!”
Noooo… dice el juez. El tipo no lo podía creer y comenzó a enumerarle las multas que podría ganarse por ello. Y ud que hace al respecto ? Me pregunta. Pues bueno, yo trato de seguirlo para no perderme, pero es que mi moto no da tanto !!
Nos reimos mucho con ellos…..
Hoy al salir no pudimos menos que decirle: “Good by, your honour, we promise to be good citizens while staying in Canadá”

Hoy fue un dia duro, de muchos kilometros y lluvia hasta Rimouski. Mañana temprano cruzamos en ferry a Forestville, en la Península del Labrador y bajamos por el costado norte del estuario del río Saint Laurent hasta Quebec.
Quebec 001
Con Andy a la salida…


3 thoughts on “Si, su Señoría

  1. Como siempre tus cronicas estan rebuenas.
    El segnor Juez se le salio el ojo con el cuento de Mateo… se alivio cuando le prometieron que se portarian bien;peroooooo sera que solo aprietan la chaguala a 135??? humm no creo,cuidense por Dios los 170 es un torpedo!

    Me gusta

  2. Que chevere esas oportunidades para concer gente y compartir momentos como ese, que no estan entre los planes del viaje y resultan siendo tan memorables como la “cena de traje”……..los felicito,
    sigan disfrutando
    Juanita

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s