Ruta Andina 2.018 Crónica # 6

Crónica de Gonzalo Bueno
Fotografía y Vídeos Rachel Fields, Mateo y Catalina Bueno
La noche en Cusco nos recibió con una buena comida y con un relajante Pisco Sour en el Museo del Pisco de la ciudad. Al día siguiente, salimos sin afanes a recorrer el Valle Sagrado de los Incas, hasta Ollantaytambo. Hay numerosas ruinas conservadas de los indígenas Incas, que vale la pena visitar en éste recorrido, pero es imposible hacerlo sin contar con muchos días para ello.
Fue tan relajado el recorrido, que a medio camino, mientras se jugaba con el dron para hacer algunas tomas del valle, Cata pudo tomar una siesta. Finalmente, hicimos la parada de rigor en Pisaq (Quechua) o Pisac (Español) uno de los parques más representativos de la arqueología Inca.
Una simpática guía, Miriam, nos deleitó el recorrido con sus explicaciones e historias. Repasamos el muy significativo saludo quechua:”No me mientas, no me robes, no seas perezoso” “Ama llulla, Ama Sua, Ama queia”

saludo

Es impresionante observar el trabajo de ingeniería realizado en esas terrazas de cultivo. Hubo también tiempo para la meditación en familia, bajo las notas musicales de una quena interpretada por nuestra guía.

Nuestra guía Miriam, muy recomendable por cierto, toma la foto. Si la quieren contactar pueden mandarle mensaje al Celular (+51) 979 819 583
En la tarde continuamos a Ollantaytambo y casi sobre el cronómetro (5:00 PM) alcanzamos a entrar también al parque arqueológico del lugar. Situado sobre una ladera de montaña, es una tarea dura escalarlo, pues son cientos de escalones empinados, más vale mucho la pena éste esfuerzo.

Vista de Ollantaytambo desde el alto de sus ruinas…

Es muy interesante ver las construcciones que tienen, templos de enormes piedras perfectamente encajadas unas con otras, sin argamasa o cemento alguno.

Trabajo representativo

El templo del Sol, el acueducto construido en canales de piedra tallada, con el cual distribuían a las diferentes casas el agua del diario vivir. Es un enigma aun sin resolver saber cómo transportaban desde las canteras, en una montaña enorme que está al frente y a una muy buena distancia, esas rocas y esas piedras tan grandes hasta los sitios donde construyeron estas edificaciones los incas por todas partes. En Cusco, Pisac, Ollanta, Machupicchu, en todos los parques hay muestras de ese extraordinario trabajo con enormes piedras. Y sin usar metales en la talla de las mismas!!

Piedra de los 12 ángulos
La mejor explicación es tal vez el sistema de arrastre con rodillos, formado con troncos de madera en la base y jalándolas, seguramente con trabajo esclavo de otros pueblos indígenas que habían sido sometidos. En éste renglón, el desarrollo de la ingeniería y arquitectura inca es asombroso. La planeación, la organización y la constancia, pues cada uno de estos desarrollos seguramente tomaron decenas de años de trabajo continuo.
En la montaña del frente a las ruinas de Ollantaytambo se conservan unas casas que eran sus depósitos de granos y semillas seleccionadas, perfectamente conservadas de luz y humedad, para prevenir épocas de escasez o simplemente para utilizar en las nuevas cosechas. El conocimiento de los ciclos solares y solsticios determinaban los periodos de siembra.
El día de navidad , 24 de diciembre, salimos para Machupicchu en tren. Una de las maravillas del mundo, Patrimonio de la Humanidad… Es mi tercer viaje a éste lugar sagrado y debo confesar que es y seguirá siendo espectacular. Sin embargo, noto con algo de tristeza y frustración como se ha prostituido su encanto. Esa admiración que produce su belleza, su encanto misterioso, lugar sagrado, en miles de personas en el mundo, viene explotándose con una visión mercantilista y bajo monopolios, jugando con los precios de todo de una manera absoluta y absurda. (Abajo hago un recuento de costos de ésta visita para información general).

Estaba un poco nublado, pero despejó en ciertos momentos clave. (Por lo menos para la foto). Al caminar por la ciudadela, buenas subidas y bajadas de montaña, uno va transportándose al mundo Inca, a su forma de vivir, de cosechar, de organizarse. Oyendo de sus guías las diferentes formas de explicar aquello que en el fondo nadie sabe con certeza también viajamos en el tiempo.

Hay muchas teorías diferentes y algunos las defienden con vehemencia: Que allí moraba el séptimo caciqueInca, que solo era morada de sacerdotes y jefes secundarios, que era solo vivienda de paso y descanso, que la ubican como refugio de algunos incas después de que llegaran los españoles, aunque se tienen registros de que les mandaban pagos y rentas hasta Ollantaytambo en especies.

Salimos confundidos pero contentos de este encuentro con la historia y los antepasados. Pensando mucho en la vida anterior de los nativos, la conquista, la exploración oculta y callada en busca de tesoros y oro, por más de tres siglos, hasta que, en los inicios del siglo pasado, 1.911, fue cuando Hiram Bingham lo “redescubre” y “estudia” por cuenta de la Universidad de Yale y de la National Geographic. Lamentablemente, con el resultado que vemos hoy. El Perú demanda y le pide a los Estados Unidos que le devueva mas de 43.500 piezas que tiene Yale de esa época y que salieron casi todas de alli. Y no pocas piezas se habrán perdido…

Las celebraciones de navidad, para Los Viajeros fueron muy calmadas. Regresamos en la tarde nuevamente en el tren, algo cansados del ejercicio y el 25 teniamos ruta para Puno. Total antes de las 10:00 PM ya estábamos encamados, preparando la siguiente jornada.

Ese 25 pensamos encontrar vias y comercio al borde de carretera mas deshabitado. Para nuestra sorpresa estaba mucha gente trabajando dese temprano como si nada… Un dia soleado y nuevos picos nevados nos amenizan una rodada, en su mayoría, por encima de los 3.500 msnm, pero a diferencia de las anteriores por un altiplano permanente. Sin escaladas, ni descensos fuertes, siempre por planadas y valles amplios de rios generalmente limpios. Así es el altiplano.
En Puno, un poco despistados, buscamos el muelle donde embarcar, pues nuestra reserva era en un hotel ubicado en las islas flotantes de Uros. Una vez coordinado ese transporte teníamos por delante una parafernalia especial.

Llevar solo lo necesario para una o dos noches y reacomodar el resto del equipaje bien guardado para dejarlo con las motos en sitio seguro. Suena facil, pero les aseguro que es un lío!! Cascos, guantes, sacar abrigos, dejar herramientas, que no se quede el vino, ni el Bourbon….

Salimos con lo importante. Finalmente, no sabiamos que nos esperaba. Y es una experiencia única. Es un conjunto de pequeños lugares flotantes, hechos y atendidos por indígenas Uros con unas plantas, juncos, que crecen naturales en forma abundante por el Titicaca y son llamadas totoras. Con esa planta se hace todo. Los botes en los que se desplazan. Pisos completos de lo que sera el lugar o la isla. Paredes, techos, etc. Hasta el Árbol de Navidad
Inicialmente eran islas de las familias indígenas y en cada una vivia solo el grupo familiar, padres, hijos abuelos. Para sus necesidades usaban otra isla que cubrian con cal y así procuraban proteger el medio ambiente y la contaminación del lago.

Posteriormente, con las visitas de turistas y algo de apoyo externo han desarrollado eco-hoteles tipo “glamping”, que cuentan con luz de páneles solares, unos servicios sanitarios secos ecológicos, ducha de agua helada, buenas camas y ofrecen alimentos.

Como experiencia se la recomiendo para una sola noche. En nuestra isla de 60 mts cuadrados, se encontraba una pareja de chilenos que habían separado 5 días, cuatro noches. Al segundo dia estaban medio desesperados.
Ud. sale a caminar y con solo 10 pasos que dé encuentra un borde de la isla y el lago!!
Nosotros negociamos el par de noches a una sola. Retornamos a Puno y en un hotelito con internet y agua caliente nos dedicamos a actualizar estas crónicas. Anoche y ésta mañana ha llovido y el frio en el lago es fuerte. Puno está a 3.870 msnm. Y se siente mucho cuando no hay sol. Al despejar hubo tiempo para remar en Kayak de Totora con Rachel. Felipe y Rami admirarían éste dinámico bote y su remo de 12 kilos

El dia en general abrió mas tarde y estuvo soleado, cambiando radicalmente la sensacion térmica. En éste momento, ya de noche, volvió a llover… No importa que llueva toda la noche. Importante es que mañana rumbo a Arequipa tengamos nuevamente el sol y el buen tiempo que nos ha acompañado casi toda nuestra travesía.
NOTAS DISCORDANTES
Visitar Machupicchu
Independiente de como llega Ud a Cusco o a Ollantaytambo, pues eso depende de donde y como quiera llegar, prepárese para estas cuentas:
Se empieza con el tren (es obligatorio, pues si no es así, son 5 días y 4 noches desde Ollantaytambo o unos tantos dias más si es desde Cusco). Tarifa en dólares, tren ida y vuelta a Ollanta $130. En nuestros devaluados pesos ya van $390.000.
Hay dos compañías, conseciones extranjeras, no peruanas, que cobran lo que quieren. Hay servicios más caros hasta USD$400
Llega a la antigua estación de Aguas Calientes, que cambió de nombre. Hoy es el pueblo de Machupicchu. Queda en el valle del río Urubamba y solo tiene una carretera destapada hasta la entrada al Santuario que está en el alto. Acá viene algo mejor. Hay necesidad de tomar un bus. Son de 25 a 30 minutos y en este caso SI es monopolio descarado que cobra $80 soles (equivalente a $80.000 devaluados pesos colombianos) por ese recorrido. Sacando las personas que suben a pie, porque las hay, esta gente tiene entradas por USD $ 120.000 diarias ( $360’M de pesitos por día) para prestar un mal servicio, con buses que no están en las mejores condiciones, desbaratados por estar trabajando en un camino sin asfaltar que podrían tener mejor mantenimiento.
La entrada a la ciudadela tiene varios “adendums”. El recorrido básico es de USD $39, normal. $120.000 pesitos. Más los servicios variables y negociables del guia. $150 Soles. ($495.000 nuestros). Pero, si Ud quiere ir a la puerta del Sol, le cobran tarifa extra. Si quiere ir a Huayna Picchu, colina situada al frente, otra tarifa extra, si quiere orinar $2.600 devaluados. Y para completar Ud va siendo arreado como ganado, sin posibilidades de devolverse a algún lugar que le gustaría ver de nuevo. Hay un turno de la mañana y otro de la tarde, cada uno con 2,500 visitantes. A partir del año entrante serán tres turnos para recibir 7,500 por día. Las boletas de tren y del parque se agotan con dos meses de anterioridad, por regla general.

12 respuestas a “Ruta Andina 2.018 Crónica # 6

  1. Muy buena crónica.
    Es lsmentable la arbitrariedad y la falta de mwjor criterio para manejar un turismo sustentable y rentable sin esos excesos y pésimos servicios de trsnsporte para turistas.
    ¡Buen viaje!

    Me gusta

  2. Primote es fascinante leer estas crónicas!!!!todo me pareció espectacular y cada foto me la gozo llena de emoción de ver esta increíble experiencia.Para cada uno va un beso grande y especial.

    Me gusta

  3. Que paseo …Felicitaciones a todos los viajeros de el sur.Lo de los precios , qué lastima.Y lo de los calzoncillos preocupante.Feliz año q el año q llega les traiga muchos paseos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s