Ruta Andina 2.018

Reportaje de Gonzalo Bueno

En los últimos 10 meses, no he podido completar una nueva crónica. Y no se trata de no tener que contar. Hemos hecho unas salidas bastante interesantes y con muy buenas anécdotas. No han sido muchas, es verdad.  Sin embargo, nos hemos venido preparando para hacer en éste final de año una nueva travesía o viaje largo que hemos denominado “Ruta Andina 2.018”. Por ejemplo, recorrimos con Catalina, en su Royal Enfield, y los amigos Posada una buena parte de Santander,  Zapatoca, San Vicente de Chucurí  e Hidrosogamoso, bajando despues a Barranca. Hubo espectaculares encuentros con la naturaleza, dignos de contar, como en estas fotos…  Fueron tres lechuzas simultaneamente.

 

Regresamos por San Pablo de Borbur (me gusta mucho el nombre rimbombante de este pueblo), Otanche y Chiquinquirá. Y no pude escribir esa crónica…..

Mas tarde hicimos otra salida al Occidente de Cundinamarca, yendo por Reventones (este otro nombre de pueblo es tambien muy especial) a La Botica, Puli y Ambalema. Programada para 4 días, acabó practicamente en el día uno, a las 5 de la tarde, bajo un aguacero increíble, sobre una trocha de barro pegajoso que no nos permitía continuar.

La situación nos obligó a pernoctar en una casa campesina, donde Don Isidoro, amable y locuaz viudo que vive solo a la orilla de ese carreteable,  nos preparó una comida con lo que tenía disponible, patacones arroz y atun en lata. Deliciosa!! Y nos encarretó con las historias mas simpáticas que uno pueda escuchar, en su lenguaje campesino, picaresco, donde los hechos solo se insinúan y uno debe imaginar los resultados. Anafalbeta, pero músico por naturaleza. Tocaba acordeón en todas las parrandas veredales y ahí…  “es cuando las muchachas se presentan y Ud. sabe… Es como en las estaciones del tren… La que se baja es porque quiere y TAN TAN !!”. Eran tan especiales y tan condimentados los cuentos y las historias, que tampoco fui capaz de completar una buena crónica…

Afortunadamente llevaba una hamaca

Otra travesía mas, en compañía de Roberto Zuleta y Camilo Posada, nos llevó por el oriente antioqueño a los pueblos mineros de Maceo, Vegachí, Remedios y Zaragoza, rumbo norte hasta llegar a Caucasia. Entramos a la ciénaga de Ayapel y continuamos a las playas de Córdoba y del golfo de Urabá. En la costa nos reunimos con amigos que han venido remando en Kayak, por etapas y en diferentes temporadas, desde La Dorada – Cartagena – Islas del Rosario – Moñitos – Arboletes – Necoclí. Los acompañamos en las últimas etapas de esta temporada,  entrando a un refugio de tortugas, muy especial, llamado Playa Bobalito, en la punta derecha del Golfo de Urabá.

Mientras ellos navegaban, nosotros los seguíamos por caminos costeros muchas veces no fáciles de recorrer en motos grandes.

Y a pesar de tanta aventura, de tanta carretera y kilometraje hecho, tampoco pude escribir una crónica buena, detallada….

Busco entonces con éste resumen comenzar mis ejercicios de calentamiento verbal, estiramientos literarios y desentumecimiento mental, para ver si les puedo ofrecer los relatos de la aventura que apenas empieza:  “RUTA ANDINA – 2.018    Viajeros del Sur”.

 


8 respuestas a “Ruta Andina 2.018

  1. Mil gracias por compartir las experiencias de las rutas hechas durante el 2018. Como siempre las fotos espectaculares. Como decimos los Colombianos, mas vale tarde que nunca. Feliz Navidad, muchos éxitos y bendiciones para el 2019. Cordial saludo, Elsa Lucia Cabrera Falla

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s