De La Paz a Lima

Reportaje de Gonzalo Bueno

La salida de La Paz fue un completo desastre. El GPS nos enviaba por unas laderas. Estábamos muy ansiosos de retornar a nuestra travesía y al ritmo del viaje, pues 9 días de parada obligatoria en La Paz, nos sacaron de la rutina viajera. Aunque habíamos hecho ejercicio en cantidades superiores a lo normal subiendo y bajando cuestas en nuestras caminatas turísticas, estar sobre la moto nuevamente da una sensación rara: la moto se siente pesada y uno siente que no está preparado para el kilometraje que falta. Pero arrancamos y eso era lo importante.

Titicaca
Titicaca
Estrecho de Tiquina
Estrecho de Tiquina

Cruzamos el lago Titicaca por el estrecho de Tiquina, pasamos por la frontera a Perú sin inconvenientes y en Juliaca nos detuvo un paro minero que tenía bloqueada la carretera. Tras muchas vueltas por barrios marginales y trochas, logramos rodear el bloqueo y salir nuevamente a la vía. Llegamos a Arequipa tarde, cansados después de 668 kms a disfrutar de su belleza arquitectónica.

Catedral basílica menor
Catedral basílica menor

A la mañana siguiente, la misma iglesia otro ángulo

Con sus nevados a la espalda
Con sus nevados a la espalda

El hotel que habíamos preseleccionado resultó excelente. No tenía estacionamiento como tal, pero la convaleciente nave fue la consentida esa noche.

Hotelito de Arequipa
Hotelito de Arequipa
La consentida en el Hotel
La consentida en el Hotel

En la mañana siguiente el dilema era grande. Visitar el Monasterio de Santa Catalina y salir tarde a cumplir un itinerario pesado o dejarlo para un futuro. Uno nunca sabe si se podrá volver y nos quedamos haciendo turismo.

Monasterio
Monasterio
Patios internos
Patios internos

Es asombroso, absolutamente espectacular. Sus recovecos y sus historias lo transportan en el tiempo, sintiendo la vivencia de monjas y novicias preñadas de la alta sociedad arequipeña, que se instalaban a pasar sus vergüenzas con su servidumbre y algunos lujos: vajillas, tapetes, muebles intentaban hacer menos tedioso el insoportable periodo de clausura.

Cocina y pozo interior
Cocina y pozo interior
Haciendo turno para confesar mis pecados
Haciendo turno para confesar mis pecados

Salimos a carretera a las 10:30AM y con un gran esfuerza llegamos hasta Paracas después de 767 kms también tarde en la noche. No queríamos pernoctar antes pues en este lugar parten las visitas imperdibles a Islas Ballestas, un lugar paradisiaco, refugio ecológico de aves, pingüinos y lobos marinos.

En el bote camino a  Ballestas
En el bote camino a Ballestas
Lobos Marinos
Lobos Marinos
Clásica del lugar
Clásica del lugar
Más lobos
Más lobos

Adicionalmente nos encontramos en el lugar y día exacto de la partida del Rally Desafío Inka. Todo el pueblo de Paracas estaba en el ambiente del Rally, con muchos extranjeros que vienen a medir sus fuerzas en las dunas peruanas con miras en el próximo Dakar.

Salida del Rally
Salida del Rally

A continuación el camino a Lima era fácil. Sólo fueron 250 kms, por lo cual llegamos a media tarde a nuestro Hotel de 16 estrellas, en casa de los Brujos Gambeta, donde teníamos reserva desde hacía más de un mes ( cuando pasamos a la ida); como es usual en hoteles caseros tan elegantes nos conservaron la “reserva” a pesar de las demoras en La Paz.
En la tarde vino a saludarnos Libardo Uribe y como médico domiciliario le hizo a la moto una revisión por todos lados, la ausculto debidamente y nos dio un parte positivo de su estado de salud, lo cual nos genera una tranquilidad grande pues venimos prevenidos y temerosos. Se pierde un poco la confianza ciega que se le tiene al aparato BMW.

En la noche salimos con los Brujos a comer y regresamos temprano a recuperar sueños y fuerzas para lo que sigue. Como siempre, muy bien atendidos por esta pareja tan especial. Muchas gracias.


10 thoughts on “De La Paz a Lima

  1. Gonza: como asi que no te metiste al rally del Desafio Inca, estando tan bien preparado para tantas dunas..y con el visto bueno que le dio Libardo a la moto? (mentiras… no mas callos…y que lleguen prontico.
    Arturo

    Me gusta

  2. Hola Gonzalo, un abrazo desde Popayan -Colombia, muy interesantes tus cronicas y por darnos la oportunidad de conocer el mundo a través de tus viajes. Buena suerte y pronto regreso a Colombia.Gonzalo me gustaria cuando te eches una pasada por Popayan poder conocerte e interactuar un poco, tal vez llevarte a un canal de tv local.bendiciones

    Me gusta

    1. Anthony,
      Gracias por su mensaje. Realmente el regreso fue a las carreras, tan rápido que su mensaje solo vi cuando ya estábamos en Armenia. Contacteme si viene a Bogotá y en la próxima salida por sus tierras payanesas también lo buscaremos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s