En el Perú, Parte II

Reportaje de Gonzalo Bueno

 
De Huaraz salimos temprano con sentimientos encontrados. Esa mañana solo rodamos unos pocos kms hasta la población de Catac y ahí nos separamos de Tonny. Habíamos compartido una semana caminando y avanzando a diario desde la salida de Bogotá y en este lugar Tonny emprendió su regreso por el lado oriental de la Cordillera Blanca mientras nosotros la seguimos bordeando un buen trecho a mas de 4.000 msnm para después descolgarnos a Lima. Uno siempre cree que es fácil seguir viajando sólo, pero la compañía de un buen “partner” se siente, pues en general, da mucha seguridad. Pero así estaba planeado y así lo hicimos.
Altiplano de Huaraz, 4.050 msnm
Altiplano de Huaraz, 4.050 msnm
 
El descenso empieza en un poblado mínimo llamado Conococha, a orillas del correspondiente lago del mismo nombre. Y en aproximadamente 120 kms se descuelga uno (literal) de esos 4.000 mts hasta llegar al nivel del mar. La carretera es un serpentín impresionante. El día estaba espectacular, despejado. Pero al llegar de nuevo a la Panamericana en la costa, lo envuelve todo una neblina densa que parece ser traída por el Océano Pacífico. El cambio térmico es curioso: arriba, a 4.000 mts teníamos entre 8 y 10 grados. Al ir bajando la temperatura va en aumento y en la franja de los 1.500 mts llega a 26 / 28 grados. Pero de ahí en adelante, bajando al nivel del mar, la temperatura vuelve a bajar, por la bruma y esa neblina ya mencionada. Esto nos llevó a manipular en varias ocasiones una tula adicional que llevábamos amarrada encima de una de las maletas laterales, guardando capas de frío y pocos minutos después sacándolas de nuevo. El resultado fue desastroso: la tula quedo fofa sin su relleno y flojo el amarre. Se nos cayo en la mitad del camino y ni nos dimos cuenta. En un peaje llegando a Lima nos aviso una camioneta que la había visto “lejísimos” y se imaginaron que podía ser nuestra… Que frustración! Las pocas cosas que se llevan en la moto, son todas útiles y necesarias: botamos las dos chaquetas impermeables, los guantes de tierra caliente (dos pares), un forro interior de la chaqueta de Gaba y algunas bobadas de comiso, chocolatinas y aceitunas. Lo más grave eran las chaquetas y los guantes. Y preciso nos ocurre a las pocas horas de haber dejado al Tonny, quien durante estos primeros 8 días siempre venía detrás nuestro como un escolta !!
El primer día se nos apareció con un CD que, pensaba él, se nos había caído. En ese caso, el CD no tenía nada que ver con nosotros? Pero ahora que si era necesario, sentimos mucho la falta del “partner”.
 
Llegamos a Lima en la tarde y fuimos directamente a la casa de Tom Gambetta y Lucha, alias “Los Brujos” un par de buenos amigos de mi suegro y suegrastra quienes muy amablemente nos habían invitado a pasar por su casa desde Que se enteraron de nuestro viaje. Que pena confesarlo, pero otra vez nos tocó en Hotel de 5 estrellas… Finalmente nadie ha dicho que por venir en moto tenemos que estar sufriendo!!
Gaba con Los Brujos en la puerta de su casa
Gaba con Los Brujos en la puerta de su casa
Los Brujos tienen una casa muy linda y nos consintieron como a hijo-bobo. Un Whisky para relajar la jornada y olvidar las pérdidas materiales, mientras compartimos las experiencias de viaje. Lavamos ropa y nos reorganizamos.
Un whisky relajante
Un whisky relajante
Ayer fue un día de trabajo táctico para mi. Me encontré con Libardo Uribe temprano y mi gran amigo me ayudó una cantidad para sacar todos mis “pendientes” de viaje. Comenzamos por visitar la BMW (Comercial Gildemeister) para que me revisaran la llanta delantera y su rin doblado. La bajaron, le enderezaron el golpe, la montaron, no funcionaba, la bajan de nuevo, la revisan al milimetro, la montan con pegante y silicona en los bordes: quedó al pelo!! Hoy no se le ha bajado ni una libra a la presión del aire. Que alivio… Muchas gracias al mecánico José que le puso mucho empeño y a Eduardo Hearne el Jefe de Servicio y gerente con quien conversamos agradablemente. Un poco vergonzoso también salir de un servicio BMW con un gentil “deje así ..” Pero es que a los viajeros nos consienten mucho, para que negarlo!
Luego el amigo Libar me llevó a un hueco especial donde lavan la moto con mucha dedicación. Era justo y necesario.
No se puede comparar con el servicio de Motos & Café de José Sánchez en Bogotá, el más completo y profesional que he conocido hasta hoy, pero este fue también muy aceptable. Como se siente uno de diferente con la moto lavada y limpia de nuevo. Ya nada le falla, ni le puede fallar en adelante! Después de esto, con una paciencia enorme, Libar me llevo a todos los sitios conocidos de accesorios para moto. Conseguimos los guantes y las chaquetas de nuevo y quedamos organizados para continuar el viaje.
Desayuno en Miraflores
Desayuno en Miraflores
Mientras yo le camellaba a todo lo mencionado arriba, La negra estaba dedicada al turismo parlamentario. Los Brujos la llevaron a desayunar a Miraflores a almorzar a otro lado y la pasearon por toda Lima. Las fotos que siguen de las andanzas de Gaba, lo dicen todo.
Corrientazo a la Peruana
Corrientazo a la Peruana
 
image
Afortunadamente en la noche clasifique a un nuevo tour nocturno. Paseamos por el centro de Lima y nuevamente, como en Quito, llegamos a pensar que estas visitas son mejores en la noche tarde, cuando baja el tráfico y el ajetreo del día laboral, cuando realmente se aprecia toda la iluminación que le colocan a los monumentos y edificios emblemáticos de la ciudad.
City Tour  -  Lima
City Tour – Lima
Sólo que a estas alturas del campeonato ya teníamos a los Brujos con la lengua afuera, muy cansados del trote propio de atender turistas sin tiempo para hacer todo con calma…
City Tour Nocturno
City Tour Nocturno
 
image
Hoy después de un poderoso desayuno salimos para Nazca. Rodamos con mucha tranquilidad pues son sólo 467 kms casi planos, con carretera de doble calzada en un buen trecho. Llegamos temprano, tipo 2:00 PM, apenas como para disfrutar de nuevo de la cocina peruana (con ceviche mixto incluido), con tiempo para ponerse al día y ya próximos a salir a buscar un par de piscos-sour que nos pongan a dormir relajados para la etapa de mañana: 611kms hasta Cusco con un alto de casi 5.000 msnm. Hay posibilidades de nieve y/o granizo fino…
 

4 thoughts on “En el Perú, Parte II

  1. Gonza el hombre de la media tonelada a cuestas…..y su querida Gabriela: seguimos acompañandoles travesia. Lamento perdida elementos basicos, pero afortunadamente todo tiene arreglo incluyendo “chipote rin”. Parece reabastecimiento calorias y proteinas a punta de ceviches y buena hospitalidad de “Los Brujos” vuelve a poner en positivo la balanza del viaje. Como siempre, muy agradables las cronicas. Saludos, Arturo

    Me gusta

  2. Uy Gonzalo y Negra que envidia yo adoro al Perú, estuve hace bastantes años trabajando pero fue una experiencia inolvidable. Se me hizo la boca agua con el corrientazo me encanta todas las aventuras, por favor me tienen al tanto. Van a ir a Machu Pichu? Hasta la fecha es el lugar en donde he sentido más energia de la buena!!!!

    Besos Maria Clara

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s