De Angeles y Casualidades

Reportaje de Pedro Sosnitsky

Como sé que muchos pensaran que se trata de Angeles y yo no hablaría sino de Casualidades, quiero contarles lo que vivimos  hoy y que cada cual la interprete como guste. Las casualidades han sido una constante en mi vida y creo que en la de todos…  Pero como mi memoria es un castigo que me impide olvidarlas, convivo con ellas. Gozo cuando ocurren, gozo cuando las recuerdo y a veces es tan importante ese sentimiento que tambien lloro.

Las de moto me persiguen desde el primer viaje y hoy no es la excepción. Casualidades que asumen un rostro que se volverá inolvidable. Un gesto que mas allá de los nombres y los momentos,  nos deja su huella moldeando nuestra propia manera de ser.
La escena de hoy:
Nos aproximamos a la remota frontera entre Finlandia y Rusia: remota en un sentido figurado. Son solo 250 Kms al este de Helsinki. Es la primera frontera formal que cruzaremos en éste viaje ya que hasta ahora,  los pasos fronterizos no fueron  mas que unas ruinas de los antiguos edificios de inmigración y aduanas que separaban los paises europeos.  Y un cartel que avisa al viajero desprevenido que comienza un nuevo pais, un nuevo lenguaje, una cultura diferente.

Pero éste no es el caso. Desde unos kilómetros antes de llegar a la frontera, la “linea imaginaria¨que divide los paises se vuelve real. Una larguísima fila de carros y camiones se pierde en el horizonte donde se alcanza a distinguir la luz de un semáforo. Cada tanto, el grupo se pone en movimiento y avanza unos pocos metros. Decidimos adelantarnos de manera irregular a esa eternidad de vehículos. Irregular porque a veces por la derecha y a veces por la banquina, a veces con el motor encendido, a veces dejando rodar la moto en la suave pendiente que tiene el camino.

A fin de cuentas una moto cabe en todos lados y el posible reclamo de alguno de los de la fila o el del policia al llegar al punto crucial, no podrá mas que devolvernos al final…  lo cual no es una opción tan mala finalmente,  teniendo en cuenta el gran tamaño de la fila que tenemos por delante…

Asi que suavemente, sigilosos, avanzamos hasta que le ví la cara al guarda de la barrera claramante. El semáforo de pronto se prendía. Pasaba un grupo de carros y nuevamente rojo. No fue sino detenernos detras de un carro plateado para que el conductor, un hombre grandote de cara adusta y malhumorada se bajara de su carro y se acercara a la moto mientras decia:

” Where you from!!! ”  (Nótese que no pongo signo de pregunta sino  de admiración, tratando de reflejar el tono en que nos habló en un inglés enredado….

“Colombia”,  respondí temeroso, esperando un regaño fenomenal y pensando rapidamente que excusa iba a dar por el atropello que estaba cometiendo…
“Do you have custom papers!!!  …”  siguio diciendo… “No, we don´t…”

Se dio media vuelta con su cara de enojado y volvió a su carro… Nosotros estábamos medio congelados con lo inesperado de la situación, esperando a ver como se desenvolvía… Se quejaria con el Policia que estaba a escasos metros frente a nosotros? Pensamos que… Miles de ideas se cruzan por la mente en cuestión de segundos.

Regresó al minuto con dos hojas escritas en Ruso. “You need  to fill this form!!!”  No sé de donde, bueno si sé pero estaba tan absorto por lo que pasaba, que no me di cuenta en que momento una señora, con cara de abuelita tierna, estaba por el otro lado de la moto indicándome que poner en cada renglón.  “She speaks Russian” dijo el señor mientras ella toda dulce leía cada renglón y me decía donde tachar en el rectángulo, que poner a cada pregunta… Al mismo tiempo, el señor nos advertía sobre la policía Rusa, sobre los conductores en Rusia, sobre los funcionarios de la aduana, etc etc. La situación se ponia cada vez más tensa y estresante.

Juanita me leía los datos del vehículo, el señor aconsejaba, la señora ayudaba a llenar el formato y nosotros sentados en la moto….  Terminado de llenar ese papel eterno, el señor volvió a su carro por los formatos de inmigración.. tambien tenía copia de esos formatos y nos las obsequiaba…

Estábamos en esas cuando de pronto la luz cambia, el semáforo da paso a que se abra la barrera y recibo sus ordenes (el tono no cambia): “You,  follow me!!!”    No podíamos hacer sino eso.

Avanzamos unos 200 mts y apareció otra fila, esta vez mas corta, frente a unas casetas. Siguiendo las indicaciones del señor parqueamos la moto y nos bajamos,  papeles en mano. Entre tanto, la señora estaba ubicada detrás nuestro,  mientras le decía al señor lo que imaginamos era algo como “Usted siga primero, yo los acompaño a ellos por si necesitan algo…”

Y ahí en la fila, mientras esperamos, nos cuenta que es Rusa, que va a visitar a una familiar que tiene 90 años y vive sola en San Petesburgo y que el señor es un amigo que la lleva. Vive en Finlandia desde hace muchos años, tiene un hijo en Irlanda, conoce Argentina,  Brasil y es profesora de Ruso. A la vez el señor, que habla al tiempo con ella casi siempre, cuenta que fue corredor de rallies por 21 años, que no le gusta Piazzola y que Carlos Reuteman tiene un record que solo se lo quitó Shumacher.

Finalmente llegó nuestro turno en la ventanilla y no hablamos con la funcionaria. Si. La señora fue nuestra voz allí. Tanto que la Policía le preguntó si viajaba con nosotros y ella le dijo que le gustaría pero que no había lugar en la moto para 3…risas.. y traducción al ingles para nosotros…
Despues de un par de llamadas al superior para verificar que Argentino y Colombiana no necesiten visa… sello y ya.

Faltaban, por otro lado,  los documentos de la importación temporal de la moto. Nuestros amigos estaban por todos lados. Cuando me acerqué a la ventanilla de aduana, el señor que nos había dado los formularios ya estaba allí, dirigiéndome en todo lo que tenía que hacer, decir y contestar, a pesar del perfecto ingles del oficial de aduana.  Cuando de pronto miro a mi derecha (a la izquierda estaba el amigo) allí estaba la señora que ya había hecho su vuelta y se había acercado a ayudar tambien.

Finalmente, la Señora Getta y el Sr. Anónimo tuvieron, una sonrisa ella y una mirada fuerte él, que quedará grabada para siempre en nuestros corazones. Demas está decir que hubo un nuevo “Follow me, Iwill take you to San Petersburg”, pero no es necesario. La señora Getta dijo que a ella le gusta ayudar. Seguramente lo hizo con tanto gusto y amor que logró que este 17 de Junio, dia de nuestra entrada en Rusia sea inolvidable. Angeles o Casualidades. Como les guste.

PD: Solo sonrisas, colaboración y amabilidad en el primer día en Rusia. Mas adelante les cuento de la visita a BMW, de un accidente fatal que vimos, de la llegada al hotel y la ayuda de un sordo Turco con el que nos entendimos perfectamente!!LLegada a Russia


6 thoughts on “De Angeles y Casualidades

  1. Siempre hay un ángel, o dos, que nos ayudan en el camino.
    Bonita historia.
    Un abrazo y que siga el buen viaje.
    Cuídense.
    Francisco A. Sanz Brandt
    Caracas, Venezuela

    Me gusta

  2. Queridos Pedro & Juanita , es muy grato leer las crónicas de su viaje y estoy totalmente convencida que los ángeles siempre están para ayudarnos , y muchas veces tienen la cara dura y palabras ásperas ….. Pero que más da lo importante es el resultado!
    Abrazos y que no les desamparen ni de noche ni de dia😇

    Me gusta

  3. Me alegra mucho que estén pasándola bien. Por favor tengan mucho cuidado en la carretera. Les envio toda la buena energía que se imaginen. Den muchos abrazos, reconfortan mucho. Y no cuestan nada.

    Me gusta

  4. Que viaje tan maravilloso los felicito y los estoy siguiendo ansiosos paso a paso y estoy seguro que los Ángeles existen espero los siga acompañando paso a paso en esta hermosa experiencia.

    Álvaro Castillo
    Colombia

    Me gusta

  5. Pedro, muy Buenos relatos, no dejes de volver a escribir más frecuente, seguramente cada día hay sucesos y eventos que ameriten una prosa. Exitos es su periplo, saludos a Juanita.
    Esperamos ver más fotos.

    Me gusta

  6. Qué impresionante viaje! esas son experiencias demasiado fuertes e interesantes, muy difícil de imaginarselas hasta que uno vive algo parecido. Ojalá les vaya bien en Rusia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s