Diciembre 29, En Santiago

Reportaje de Esteban Sosnitsky

Nos levantamos a desayunar y de repente estabamos en Brasil. Nos subimos al ascensor y la gente nos saluda en portugués, en recepcion todos hablan portugués, el que nos pregunta la habitación nos habla en portugués. Todos son brasileros! El desayuno estaba muy completo, un super buffet. Despues del mismo llevamos la ropa a lavar porque desde Lima no haciamos lavanderia y ya era merecida la lavada. Camila andaba medio maluca y casi no baja a desayunar, por lo que la vuelta de la ropa la hice yo, gran error! No sabia que va en donde, en fin. Al regreso Camila estaba mejor y decidimos ir a las bodegas de Concha y Toro. En esas apareció Tonny online que andaba medio desparchado en Santiago. Le propusimos de venir con nosotros al viñedo y le pareció lo máximo. El tema era que habia que reservar para el tour guiado. Despues de algunas llamadas logramos conseguir cupo, ahora el tema era llegar! Preguntamos en el hotel y nos cobraban un dineral, decidimos tomar un taxi. Casi se agarran el taxista y el del hotel ya que el del hotel decia que no nos iba a llevar bien y nos iba a cobrar mucho y el taxita refunfuñaba que no todos los taxistas eran asi y que él era un tipo honesto. Nos convenció. Nos subimos y confiamos en su buena onda. Al cabo de unos minutos Julio obviamente ya estaba dormido y nosotros ibamos disfrutando el paisaje y el clima templado de Santiago. El viñedo de Concha y Toro queda a las afueras de Santiago después de cruzar el rio Maipó. El taxista se ubicó perfecto y la vuelta costo 1/3 de lo que nos iban a cobrar en el hotel. Una vez adentro nos encontramos con Tonny que estaba exaltadisimo de haberse encontrado con nosotros y de desconocer por completo el plan que estábamos por hacer. La vuelta en el viñedo es mas bien corta, la casa de don Melchor de Concha y Toro dicen que tiene muebles no se como y pasillos no se que, pero no lo dejan entrar a uno porque ahora funcionan las oficinas. Despues uno visita las barricas donde a temperatura controlada y humedad fija el vino se asienta y fermenta. El olor a madera es exquisito y provoca hasta a el mas abstemio. Despues de un par de degustaciones y un tour mas bien flojo uno termina la visita teniendo la opción de una mejor degustación con una sommelier por un precio extra. Ante lo defraudados del tour decidimos darnos el gustico. Pedimos una degustación especial en la que ofrecían 3 vinos, un don Melchor del 88, uno del 2007 y un Chardonnay Amelia 2008.  Nos quedamos charlando y parchando con Tonny un buen rato mientras degustabamos el vinito. El que mas me gusto fue el don Melchor de 1988 que tiene un sabor que nunca había probado, y que a diferencia de otros vinos tintos no me hace doler la mandíbula.

http://www.steadyhealth.com/Pain_cramp_in_jaw_bone___especially_when_I_drink_alcohol_spirits_t102397.html

La verdad el plan estuvo perfecto, muy relajados. De allí nos fuimos al centro de Santiago a caminar un poco. El mercado del abasto esstaba cerrado por lo que seguimos caminando buscando donde comer. Finalmente en una callecita de muchos restaurantes con mucho ambiente paramos en un sitio donde el cansancio y el vino hicieron de las suyas. Nos tomamos un taxi después de comer y a dormir. El cansancio de completar ya un mes se siente “heavy”. Ademas estos últimos días de muchos km y paisajes parecidos lo vuelven mas pesado. Se me pasó comentar que el cambio de paisaje entre la costa y las montañas, esta enmarcado por la presencia de un verde intenso que empieza a aparecer. Como que la tierra se vuelve mas fértil y apta para la agricultura lo que hace que el paisaje cambie un poco. A la salida de Santiago por esta zona, lo encontramos medio parecido con Canadá, donde empiezan a verse algunos pinos con rios de deshielo entre un valle.  Los olores empiezan a ser diferentes tambien y la nariz ya no anda tan resentida con el clima tan seco. Extraña uno un poco la humedad. Tonny dice que estaria bueno visitar Valparaíso y Viña del mar, nosotros tenemos esa idea tambien pero no sabemos si nos entreguen las motos a tiempo. Si nos las entregan podriamos ir de una mañana, hacer la vuelta por la costa y volver a Santiago, como para partir el 31 a algun lugar del sur. Aun no tenemos hecha ninguna reserva lo cual me preocupa, pero la verdad… no mucho.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s